sábado, 21 de abril de 2018

Cuando más es más

Siempre escuché, acerca de la educación universitaria pública, que está colapsada, que hay un gran hacinamiento. Esta afirmación en cuanto a lo tangible puede ser real, por ejemplo, podemos medir la relación entre los metros cuadrados por estudiante o los estudiantes que hay por cada docente, compararlos con los resultados que dé otro lugar y determinar que es desfavorable nuestra situación, ahora bien ¿desfavorable en función de qué? Siempre todo puede ser observado y analizado desde un punto de vista diferente y como diseñadores tenemos que jugar siempre con esto de movernos de lugar. Como cátedra ante esta situación, lejos de tomarla como una dificultad, la tratamos como una oportunidad única de fomentar el intercambio de experiencias, saberes y procesos. La cantidad no desfavorece, sino al contrario, pone más miradas sobre un mismo tema. Está en nosotros desde la docencia, desde nuestra postura ante la educación y el diseño y en ustedes como seres autónomos que eligen estar acá aprovecharlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario