jueves, 6 de agosto de 2020

Conexión Desconexión


Bajar las teclas,
escuchar el clack, clack, clack de que todo se va apagando.
Que el ruido cese, 
que se encienda lo opacado, 
la frecuencia de mis latidos, 
las gotas de la lluvia, 
el silbido del viento en las paredes, 
la rutina de un zorzal que viene siempre a la misma hora a buscar bichos entre las plantas. 
La importancia de agacharme a acariciar al perro, 
mirar al techo y recordar cosas olvidadas 
soñar cosas que nunca sucederán. 
Transformar el cotidiano por un rato,
libremente 
conectar conmigo mismo 
con lo chiquito que me rodea
que es gigante

martes, 21 de julio de 2020

Decálogo del blog de proceso en DI1.R




































1_ Realizar un registro escrito del proceso de diseño en un blog personal.
¿Para qué entrenar la escritura haciendo un blog personal si ya sé escribir?

Estar alfabetizade dista mucho de poder valerse de la escritura como herramienta para pensar. Esa potencia necesita entrenamiento: escribir un blog es como salir a correr, hacemos abdominales para propiciar ideas.

2_ La principal herramienta del blog de DI1.R debe ser la escritura.
¿Por qué escribir en vez de dibujar, sacar fotos o hacer videos?

Todos los lenguajes pueden sumarse al blog personal: los posteos se vuelven aún más interesantes cuando cruzamos lenguajes. Si van por el cruce, hay complejidades bien interesantes a tener en cuenta: ¿cómo construir sentido entre texto e imagen sin que un lenguaje explicite al otro sino que se sumen, enriquezcan y aporten a la diversidad? Se trata de una escritura que excede las palabras. Diversidad, por esto: algunes leemos -o decimos- mejor textos, otres imágenes, otres necesitamos o apreciamos el cruce.
Aún así, el pedido de que principalmente haya escritura tiene además otra importante razón: el pensamiento.

3_ Escribimos un blog de DI1.R porque es una manera de pensar en el proceso de diseño.
¡Pero no me gusta escribir, no sé hacerlo, no me sale!

Escribir es una manera muy poderosa de pensar.
Y es mágico: no escribimos lo que sabemos, escribimos lo que no sabemos. Escribirmos para descubrir algo.
Escribir lo que ya sabemos como ayuda memoria es la lista del supermercado (o en exámenes de comprobación de lectura, por ejemplo, donde la respuesta no implica pensamiento sino recuperar info, ¡aburrido!). Pero también escribimos para situarnos en el acontecimiento del pensamiento y la creación: la inspiración (o como lo llamemos) viene más cuando estás con lápiz y teclado en mano.

4_ El blog personal de DI1.R es un archivo pedagógico.
¿Para qué generar un archivo?

La memoria humana es finita (y misteriosa), el blog no. Como con el pendrive o el disco duro externo, en el blog nos sumamos unos teras que, además, están ¡organizados!. En el blog se encuentra fácil lo que te querés poner. Nuestro blog constituye la narrativa de un trayecto de aprendizaje, un documental del propio proceso, el mapa de un tesoro.

5_ El blog de DI1.R debe utilizar categorías.
¿Para qué categorizar los contenidos?

En una carpeta, utilizamos carátulas. En el blog, categorías.
La tecnología de un blog es una base de datos, consta de 4 tablas:
  • Category: tabla para guardar las categorías que se relacionaran con los post/artículos.
  • Post: tabla para guardar los artículos.
  • User: tabla para guardar los usuarios que publicaran artículos.
  • Comment: tabla para guardar los comentarios de los artículos.

6_ El blog de DI1.R debe utilizar etiquetas (y sí o sí esta #DI1_RONDINA ).
¿Para qué etiquetar los contenidos si ya los categoricé (o viceversa)?

Google es Google por su semántica: agrega info a la info de manera que sea buscable y encontrable. La memoria humana también categoriza pero emocionalmente, por eso el arte, por eso la poesía, para bucear en el misterio del registro del cuerpo. Pero para llegar de manera un poco más directa a los contenidos, en el blog podemos estructurar la memoria (con las categorías) y además agregar info a la info con las etiquetas, de modo que nuestra producción sea hallable por nosotres y por otres (vía buscadores, por ej).
Las etiquetas tienen los microdatos del posteo: de qué trata el posteo, de manera que el público también podrá filtrar una búsqueda por temas relacionados. Las etiquetas son la microinfo que utiliza Google para enviar a alguien a tu blog. Las etiquetas son los benditos hashtags.

7_ El blog de DI1.R debe ser público.
¿Para qué hacer público mi pensamiento?

Escribimos para comunicar-nos.
Siempre cuando escribimos tenemos unx interlocutxr, lo sepamos o no, a alguien le estamos diciendo algo (a veces, es a unx mismx). Eso estructura de determinada manera lo que escribimos (el tono, por ejemplo). Postear de manera pública reflexiones de proceso de diseño evidencia la existencia de interlocutores, esxs destinatarixs que quieren leernos, y que por el mero hecho de existir nos suben la vara: además de reflexionar sobre algo, necesitamos que otre lo entienda, lo tome, lo sume, dialogue conmigo. Porque hay alguien que lee, escribimos mejor.

8_ En el blog de DI1.R se utilizan etiquetas públicas, las que usamos en DI y las que usan quienes todes.
¿Para qué utilizar etiquetas públicas que permiten que encuentren mi blog quienes no conozco?

Para ser generoses.
Para dialogar con otres: el blog como conversación distribuida (nos comentan, comentamos, tomamos, toman, nos editamos, con copiamos -citando fuente, ejem-).
Para compartir ideas.
Para aprender en red (la única manera de aprender, por otro lado), tramar redes, ser equipo.
El blog personal es un mesa de taller (digital) con colegas de DI. Quien llegue al blog puede buscar y encontrar, tomar, llevarse, dejar. Hacer conmigo.

9_ Hacer un blog personal de DI1.R además del cuaderno.
Amo mi cuaderno, me niego.

La tecnología “cuaderno” es imbatible, es perfecta y hermosa. Pero es introspectiva, a lo sumo, uno a uno (le presto mi cuaderno a alguien). Y acá estamos buscando la trama, hacer red, montar el equipo: para diseñar es necesario pensar con otres, nadie diseña solx.

10_ Además de escribir un blog, leer.
¿Qué hago cuando leo el blog de otrx diseñante?

La escritura permite una primera distancia con el pensamiento: me leo. Y además de que otrxs puedan leer-me, yo puedo leer a otres, nos podemos hacer aportes (el mejor regalo). Y así, en una trama virtuosa, nos vamos subiendo a los hombros de otres, escalando ideas. Todo ya fue hecho o pensado, la riqueza de la particularidad de la mirada es lo que compartimos, y esa mirada particular también se hace con otres.

viernes, 10 de julio de 2020

Caralibro



Un Mar de Fueguitos

Un hombre del pueblo de Negua, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.
A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.
-El mundo es eso – reveló-. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

   Dicen que este relato de Eduardo Galeano, de su libro "El libro de los abrazos" es uno de los textos mas compartidos de él, será que cuenta de una manera muy simple algo que parece tan verdadero. Me permito en este post  compartirlo una vez mas. Fueguitos, estrellas, puntos, lo que elijamos para el caso, en definitiva somos parte de un todo interconectado. Formamos algo mas grande que nosotrxs mismxs, sin perder lo propio claramente, ese punto desde el cual nos enfrentamos al universo es permeable, se modifica en un intercambio constante.

   Año a año cuando comienza la cursada, hay un momento que me gusta mucho, al que denominamos "caralibro". En situaciones normales, consiste en que cada unx se pare ante el pizarrón, escriba su nombre, se de vuelta y  "click" sea captado por mi cámara. Y así van pasando unx por unx entre caras duras, risas y muecas, uniendose dos cosas que disfruto mucho, la fotografía y la docencia. La idea original fue hacerlo para poder armar una lista en la que además de sus nombres estén sus caras, una manera de ir conociendo a cada unx  y que empiecen a tener identidad para nosotrxs, dejar de ser palabras arial cuerpo 10 en una lista. Además de esta lista, empezamos a hacer un collage con estas fotos, poniéndolas finalmente como foto de portada del grupo de facebook de cada año. Podríamos decir que es la foto que antecede al colectivo, es verlos ahí juntxs antes de que empiecen a interactuar. Después el año toma su curso y al fin de cada año no hay foto caralibro, no hace falta photoshop para juntarlos, están ahí trabajando juntxs. Para armar este post, busqué todas las fotos que había ido sacando en estos años. cada año tuvo sus particularides, su impronta, pero al ver este mar de caras en mi pantalla, puedo ver por primera vez al colectivo del colectivo. 

   Este año no puedo sacar esas fotos frente al pizarrón, el mundo está más raro que lo habitual. Nos toca arrancar separados en lo presencial, los megas de internet, en principio, nos interconectan más que nuestros sentidos. El desafío es compartir la luz y el calor de otras formas, para conformar este colectivo 2020.


martes, 7 de julio de 2020

Objetos de familia / Transnarrativa

    Y de esta forma, anómala, no presencial, comenzamos a recorrer este año que empieza a su mitad, con una primera actividad para conocernos un poco.

    La consigna consistía en buscar en nuestras casas, ese lugar tan habitado en estos tiempos,  ese objeto que siempre estuvo ahí, que seguramente tiene su historia, su memoria. El que se llevó en todas las mudanzas, el que salvaríamos de un incendio. Una vez encontrado narrar brevemente su historia, lo que trae consigo, su memoria, la nuestra y  la de los nuestros, concentrada en su materia.
    A partir de lo que todxs escribimos creamos una narración colectiva, una transnarrativa que nos atraviesa a todos dando lugar a los primeros indicios del colectivo que conformamos, a continuación el resultado:


"Si te perdés, no me llames, no hay mejor forma de conocer un lugar que perdiéndote en él" le dijo Chini a mi Mamá una vez y creo que es algo muy aplicable a los diseñadores: nos topamos con conflictos que terminan siendo oportunidades de diseño si sabemos aprovecharlo

Y es así como nos perdimos por un rato en pedacitos de la vida de Conrado Y Chini, de Angelito y Tatín, de Alberto y Maríaa, del Pepe, de Juan Antonio, de la Alicia y tantos otros.

¿Cuántas vidas modificó esa mandolina con el cariño que Cholo le tenía?

¿Cuantas pesadillas genera un "coso" misterioso cuando se mete abajo de la cama?

¿Habrá que ponerse una armadura sin genero para protegerse?

Que alguien toque una melodía en el viejo piano alemán para distraernos, evitando tocar ese Fa que suena a gato al que le han pisado la cola.

Toquemos la armónica de Peter para que con un aroma añejo y óxido nos transporte nuevamente a la casa de la abuela,

montemos en una bici con dos rueditas al costado que dan la fuerza para poder arrancar y sentir que nada nos va a pasar

¿Qué son los objetos sino generadores de experiencias que atraviesan nuestras emociones y nuestros sentidos, y que también atraviesan el tiempo y el espacio, y los límites de la verdad a través de los recuerdos

Objetos inertes que se llenan de vida con el tiempo, por las vidas que conectan volviendo tangible lo intangible


Es curioso como se dan las cosas,

Lo único que sé es que estuvo siempre.

Me daba mucha curiosidad saber qué había adentro de esa funda cuadrada y vieja,

me intriga su brillo su forma su peso.

Es interesante ver como un objeto puede marcar tanto una vida

Me recuerda todo lo que crecí con sus enseñanzas,

Me recuerdo en momentos felices.

Testigo de fiestas interminables,

Dueña de varias anécdotas,representa las aventuras posibles.

Siempre lo veía en un estante y me gustaba agarrarlo para desarmarlo y jugar,

Tiene un aroma que se puede describir como a entre encierro y humedad.

La trataba con tanto cariño que solo él podía cambiar la emisora,

Espero que la cuides como yo la cuidé,

Amaba el ruido a pequeños globos explotándose.

Su dificultad se refleja en los obstáculos que el usuario propone,

como si se tratara de pequeños ojos alegres de madera

Se usó ni mucho ni muy poco, esencial por un tiempo y encajonado por el otro,

sobrevivió a las mayores adversidades de la vida en familia.

Recuerdo cuando me la diste,

vieron cambiar el mundo paso a paso,

finalmente terminó en el olvido,

ya no tienen el brillo que una vez tuvieron,

ya no es eso que era,

hoy sirve como mesita al lado del sillón.

En un futuro volverá a una pared,

siempre está la chance de que vuelva a ser descolgado.

Ahí está esperando que lo agarren, que alguien le saque la pelusa

tenemos esa conexión eterna a través de la madera,

que se desnude la fragilidad de la existencia


 Reflexion final de "María Alejandra Dasso"

A través de esta actividad exploramos y conectamos historias que traen los productos que elegimos. Fue el primer tramo del recorrido de antropología de los objetos para reconocer, sentir y compartir historias a través de objetos familiares que a lo largo del tiempo -en la mayoría de los casos- dejaron su función puramente utilitaria un poco de lado y ocuparon un lugar importante dentro de nuestro universo afectivo. Tal vez de algún modo son hogar de una autoimágen; representando valores, creencias, motivos muy relevantes, asuntos para recordar. Generan reflexiones que la perspectiva temporal nos permite elaborar. ¡Funcionan! pero en otro sentido, sin botones ni palancas.
Somos nosotxs, las personas, usuarixs, lxs que convertimos un producto en un satélite emocional o un talismán. Saber eso, tenerlo en cuenta, ocuparnos de proyectar sin olvidar la potencia que puede llegar a tener el vínculo con un objeto, hace que diseñemos reflexionando, buscando, teniendo consciencia, porque lo que hacemos tiene respuestas emocionales, conductuales y reflexivas.
Diseño es relato, historia, vínculo y emoción.

jueves, 7 de mayo de 2020

Equipo docente DI1 2020

Soy Alejandra, Diseñadora Industrial, docente y vaya a saber qué más en proceso de conceptualización y posicionamiento. La etapa de experiencias y análisis es incompleta, pero ya se pueden sacar algunas conclusiones. Creo en humanizar el diseño quitándolo del plano de lo innecesario para pasarlo a su emocionante campo de posibilidades. Creo en el trabajo en equipo y la comunicación, con uno mismo y los demás. Creo que vivir es en todas las direcciones.

Soy Mariana, Diseñadora Industrial, Docente universitaria en UNAHUR, FADU y Di Tella. Conectada con lo colectivo, con la sensibilidad del pensamiento proyectual y los cruces didácticos. Trabajo también en un colegio diseñando espacios de aprendizaje para todos los niveles. Tengo 2 hijes hermosos. Muy fanática de los libros para la niñez. Soy muy estructurada pero estoy en proceso de improvisación.

Soy Julián, Diseñador Industrial, apasionado de actividades al aire libre, caminar en la montaña y empujar los límites. De la mano del aeromodelismo y la fotografía llegué al mundo de los drones para cambiar la perspectiva y seguir volando.

Soy Martín, me muevo entre el Diseño Industrial, la fotografía, lo audiovisual, la realización y la docencia. Trabajo mucho con las manos, con los ojos y con la cabeza. Creo en que más es más en muchos casos y siendo un solitario estoy convencido del valor de trabajar en equipo.

Soy Paula, Psicóloga y a lo largo de mi carrera trabajé relacionada con la educación y el diseño.
Me encanta estar al aire libre y extraño las largas caminatas con el sol del otoño.

Soy Noelia, Diseñadora Gráfica, me especialicé con la Maestría en Teoría del Diseño Comunicacional. Soy docente en Gráfico y también trabajo como consultora en branding, comunicación y sistemas de identidad visual. Me interesa el entorno audiovisual, perderme en los museos y me encanta explorar con papel. Con mucho entusiasmo me sumo al equipo para seguir aprendiendo, junto a ustedes.

domingo, 8 de marzo de 2020

Planificando nuestro 2020



El aprendizaje del diseño industrial es pensamiento proyectual.
Es una forma de pensar.
Se aprende formulando preguntas.
Se aprende a identificar problemas, darles un marco y una respuesta de diseño.
Manifiesto Cátedra Rondina

Podes conocer más sobre nuestra cátedra escuchando la entrevista a Anabella Rondina que le hicieron en la radio de la UBA

jueves, 3 de octubre de 2019

El viento somos todxs



…” la sensación predominante era la de calma. Calma porque en ese estado de exposición, indefenso, vulnerable, la tormenta diaria de la cabeza calla, y la prioridad número uno pasa a ser el AHORA. Cada paso tiene que ser calculado. No hay tiempo para ansiedad, ni ideas locas, ni planificación”...

Esto escribió Nicolás en octubre de 2018 después de caminar con sus compañerxs por pasillos, escaleras y aulas de FADU con ojos y oídos tapados, en una actividad que llamamos “Caminata sensorial”.

Se nos fue un pibe, y eso duele, duele mucho. No sé que pasa cuando uno muere, pero si hay un lugar o algo así, él va a saber andar ante lo desconocido. Mientras tanto nosotros hoy volvemos a dar clase, y él va a estar ahí, va a estar en los recuerdos de él que cada unx tiene en su memoria, como nosotrxs también seguramente estemos en él.

No solo somos una institución pública, ni personas que van y vienen a enseñar y aprender, somos una comunidad, una gran casa llena de vida donde nos pasa de todo, y en ese todo esta lo bueno y lamentablemente a veces también lo malo.

Hoy vamos a estar caminando por FADU, con ojos cerrados por momentos y con el corazón abierto, de a poco nos iremos reencarrilando, volviendo al eje, en equipo claramente, entre todxs. un abrazo enorme

lunes, 5 de agosto de 2019

Repaso de la propuesta DI1 2019

Hoy iniciamos el 2do cuatrimestre y queremos repasar los objetivos y la propuesta del Taller de Diseño 1 para enmarcar las actividades en curso y lo que se viene.