martes, 16 de abril de 2019

Vení que entramos todes

Reflexión de José Luis Castro, ex estudiante de Diseño 1 acerca de su experiencia en el trabajo práctico colectivo
¿Quién construyó Tebas,
la de las Siete Puertas?
En los libros figuran
sólo los nombres de reyes.
¿Acaso arrastraron ellos
bloques de piedra?

Y Babilonia, mil veces destruida,
¿quién la volvió a levantar otras tantas?
[...]
El joven Alejandro conquistó la India.
¿El sólo?

César venció a los galos.
¿No llevaba siquiera a un cocinero?
Hace varios años ya, cuando cursé Rondina 1, nos propusieron un trabajo práctico que nos invitaba a entrar al mundo del Diseño Cooperativo. Nuevo concepto en sí mismo, que además nos hace replantearnos otros, como “derecho de autor”, y suma a la discusión los de “Creative Commons” y “Diseño Universal/Diseño inclusivo”.

El eje central era el trabajo en equipo, pero “equipo” en el sentido más amplio que se te pueda ocurrir.

Diseñar ya no era un “yo diseño” sino un gran “nosotres diseñamos”.

El mío,El tuyo.Y abrazar lo colectivo.Eso es el diseño colectivo. A este juego les están invitando a ustedes ahora. Y no es un TP fácil: van a aprender principalmente a trabajar en equipo, y, habiendo crecido en un mundo individualista, jugar en contra de las reglas es tremendo desafío.

Aquel año el trabajo estaba enfocado en pensar una familia de objetos lúdicos para un Hogar de niñes estatal.

Ese enfoque nos permitió ver a los actores involucrades: ese “nosotres” me incluía a mí, a mis compañeres y docentes, a les niñes y a les cuidadores del hogar en tanto usuarios finales. También, a las autoridades de la institución, y a les responsables de las dependencias estatales.

Había que reunirse con todes. Crear con todes.

No se trataba de diseñar, construir y entregar un objeto. Lo diseñamos colectivamente tras mil reuniones y visitas al hogar, mil pruebas. Pensar las formas y los materiales junto a las cuidadoras que iban a moverlos, limpiarlos, acomodarlos, y usarlos junto a les chiques, además de probarlos con elles, quienes iban a habitar y apropiarse esos objetos. Volver a repensar y rediseñar en función de eso. Pensar además la propuesta dentro del contexto de institución estatal y diseñarlo con el horizonte de poder replicar la experiencia en otros espacios, en otros hogares.

Pero, insisto: mil reuniones. Mil espacios de encuentro e intercambio.

En el Diseño Cooperativo ya no soy un diseñador aislado en un taller que piensa en soltar un objeto al mundo. No tengo que imaginar al usuario desde mi sillón, porque mejor aún es ir a conocerlo, hablarle, preguntarle, escuchar sus respuestas, y fundamentalmente invitarle a participar de la creación de ese objeto que luego va a usar.

No tengo que imaginar el contexto, sino ir a verlo y habitarlo. Tirarme en esos pisos a jugar con les chiques y sus cuidadores, compartir ese momento y sumergirme en la experiencia. Habitar ese gris entre ser participante y observador es clave para diseñar. El “trabajo de campo” siempre, pero siempre te lleva a un mejor resultado.

Durante el proceso se trató de trabajar en equipo. Con les docentes y compañeres, a la par, mano a mano.
Y ahí estaba el verdadero desafío:
El de abandonar el ego.

Porque las ideas no son tuyas, no son mías. Son nuestras. El mundo y sus objetos lo construimos entre todes y para todes.

El resultado, el Diseño, es nuestro. Es de todes y de ninguno. La creación excede al creador y se vuelve autónoma, libre. Arrojada al mundo y disponible para quien quiera usarla, replicarla, modificarla, reinvertarla, loquesea.

Diseño cooperativo, Diseño Libre/abierto, licencias Creative Commons. Son todos llamados a compartir el fruto de nuestros trabajos, a socializar lo que creamos, a construir y construirnos, colectivamente.

En FADU aprendimos rápidamente que trabajar en grupo no es sencillo; siempre está esa batalla entre egos que se imponen, y otros que de tanto desdibujarse, desaparecen. Pero el trabajo es mejor cuando se comparten las ideas y se construye grupalmente, cuando aprendemos a escucharnos y a compartir. Ahí, en los grupos, entre nosotres, jugamos a aprender y enseñar a la vez. No crean que sólo enseña el docente en el taller, porque de tus compañeres vas a aprender muchísimo.

Mi consejo sería que se apropien de este TP como un espacio ideal para incorporar la práctica del trabajo en equipo y la creación colectiva.

Aprovechen al máximo esta experiencia que les propone el equipo Rondina.
Y ya cerrando, les diría que lamento no estar allá con ustedes, pero acá en la playa la verdad que estoy de diez. Ya iré a visitarlos cuando regrese.

Saludos y buena cursada!
José Luis Castro

lunes, 15 de abril de 2019

Presentación de Julian Mackern

Mi nombre es Julián Mackern aunque mucha más gente me conocen como Buli!

Desde chico estuve muy interesado en entender los objetos, en desarmar todas las piezas para ver como funcionaban los mecanismos, cómo era que funcionaba un teléfono y cómo poder hacer mis propios juguetes. De a poco me meti en el mundo del aeromodelismo y a los 12 años jugaba con motores a explosión, calibrando carburadores y soldando cables.

Volar fue siempre una pasión y ya sea en Ultraliviano, Parapente o Planeador, siempre me fascinó ver el mundo desde arriba, ver siempre un poco mas allá.

Mi educación estuvo siempre metida en la pedagogía Waldorf de la cual rescato muchas formas, aspectos y tiempos que los considero fundamentales para el desarrollo de la persona. La escuela a la que fui, sigue siendo un lugar donde me siento en casa, un espacio de consulta y un lugar que admiro.


En cuanto a carrera universitaria, empecé estudiando ingeniería industrial en el ITBA aunque al tiempo descubrí que eso no era lo mio, no me apasionaba! Cambié entonces a Diseño Industrial y empecé a darme cuenta como muchas cosas comenzaban a fluir en mi vida.


Pasados los primeros años en la carrera de Diseño Industrial, empece a ser ayudante de cátedra en materias como Fisica I y Diseño II aunque por temas laborales deje dos años. En el 2018 me incorporé al equipo de Diseño I de Rondina donde me siento uno mas!

Mi desarrollo profesional empezó en el mundo de la gastronomía, pasando luego por el diseño de objetos sustentables, una carpinteria y luego el desarrollo de una empresa de Fotografía Aérea con Drones... volando y volando llegué a oidos de un ingeniero informatico que necesitaba un Diseñador que le ayude a diseñar drones en Argentina y es aqui donde hoy tengo el trabajo de mis sueños!

domingo, 14 de abril de 2019

Organización de la cursada 2019

La cursada la organizamos en RECURSOS, ACTIVIDADES y HERRAMIENTAS.

Los RECURSOS son diferentes medios que utilizamos durante la cursada para registrar, reflexionar y compartir. Las ACTIVIDADES son los distintos tipos de ejercicios que vamos a realizar. Y por último, tenemos las HERRAMIENTAS, que son los dispositivos que usamos para pensar a lo largo del proceso proyectual en cada trabajo práctico. Son herramientas de diseño que desarrollamos para ayudarlos a explorar diversos enfoques.
RECURSOS
  1. Cuaderno A4 hojas lisas (toma de notas e ideas)
  2. Blog personal (registro de proceso, reflexión, escuchar las ideas, digestión cognitiva)
  3. Guía de TP + tablero de Pinterest (descripción detallada del TP, fundamentación, planificación)
  4. Hoja de proyecto (seguimiento personal de cada clase y etapa del proyecto) 
  5. Blog del taller (reflexión docente, lanzamiento y resumen de TP, bibliografía)
  6. Grupo cerrado de Fb (comunicación diaria y en tiempo real)
ACTIVIDADES
  1. Trabajos prácticos (proyectos de cursada)
  2. Esquicios y desquicios (ejercicios breves que permiten hacer pequeñas experiencias relacionadas con el TP en curso)
  3. Reflexiones en el blog (instancias de distancia, de frenar y pensar con atención y detenimiento en el proyecto para estudiarlo o comprenderlo bien)
  4. Autoevaluación (revisión en retrospectiva y autocrítica del proceso) 
HERRAMIENTAS
  1. Sistema proyectual
  2. Mapa de referentes
  3. Storyboard
  4. Paletas
  5. Herramientas de investigación
Por último, les pedimos que completen el siguiente Formulario de sus datos digitales para poder tener la base datos completa y armar la red completa de la cursada.

Intento de presentación n°1

¡Qué difícil tarea es presentarse!

Empecé buscando en mis perfiles de diferentes redes para ver si de ahí podía sacar alguna frase y así romper el silencio pero cada vez que pegaba alguna en este espacio la magia no sucedía. Así que me fui en busca de quienes admiro por su sensibilidad con el lenguaje escrito y en ese camino me volví a encontrar con una frase de María Teresa Andruetto que me encanta por lo que propone pero especialmente por la manera en la que la expresa.
 
"miremos y escuchemos con atención, con persistencia, con imprudencia, con desobediencia, no para dar respuestas sino para generar preguntas". 

Ella no hablaba de diseño sin embargo es tan pertinente para nuestro campo y es así como me interesa encarar el diseño. En este momento se me ocurre que puedo agregar algo a la frase para que tenga más sentido con esta publicación, 

"miremos, escuchemos y escribamos con atención, con persistencia, con imprudencia, con desobediencia, no para dar respuestas sino para generar preguntas". 

y así, a partir de este primer desafío de escritura, es que me propongo escribir más este año, ejercitar este modo de pensar todos los días y ya que estamos en un espacio publico, los invito a hacerlo juntos.

Ahora bien, todo esto seguramente ya les permite conocerme un poco más pero diría que no estoy cumpliendo con la consigna de presentación personal por lo que me voy a abocar a esa tarea.

Soy Mariana Massigoge, mamá de Toto y Lelé, diseñadora industrial, racionalista por reflejo pero en proceso de improvisación. Me gusta mucho aprender y construir colectivamente conocimiento, vengo trabajando y disfrutando este camino junto a personas increíbles que nutren mi vida y le dan sentido.
Hace algunos años ya que estoy muy dedicada a la educación, como docente pero también trabajando con docentes. Actualmente soy JTP de este taller de diseño industrial 1 y también estoy en la Universidad Nacional de Hurlingham a cargo de la materia "Introducción al diseño".  Estoy también en un colegio, en el laboratorio de proyectos, desde el cual trabajo con los 3 niveles escolares.

Me interesa integrar el pensamiento proyectual a diferentes ámbitos educativos e impulsar procesos basados en el hacer colectivo, el pensamiento divergente y la innovación social.

El último proyecto de diseño de producto que realicé fue Espacio Bomberitos para los Bomberos Voluntarios de Villa Ballester. Un proyecto hermoso a partir del cual pudimos diseñar la experiencia, la propuesta didáctica, el sistema de productos, el espacio, un proyecto completamente integral. Un lugar único creado para educar a los más chicos en temas de prevención y seguridad a través del juego y la experimentación. El cuidado, la reacción frente a la emergencia y los beneficios del trabajo en equipo son las bases de este proyecto.

Antes de decidir enfocarme principalmente en la articulación de diseño y educación, me desarrollé en el área de Gestión de diseño dentro del CMD, Centro Metropolitano de Diseño. Fue un trabajó que disfruté mucho, la gestión pública es una oportunidad para pensar profundamente sobre nuestro rol dentro de la sociedad, de construir para los demás y aplicar el pensamiento proyectual al diseño de estrategias publicas.

Como muchos inicié mi camino profesional en un estudio de POP, el tipo de proyectos que hacíamos no era de los que más me interesaba pero sí la manera en que los desarrollábamos. El espacio y la metodología propuesta por sus dueños, la constante búsqueda de mejora en la forma en que trabajábamos y el equipo hacía que fuera una experiencia enriquecedora día a día. Tuve la suerte de trabajar con varios diseñadores docentes lo que fue muy divertido porque generaba reflexiones profundas sobre temas muy poco interesantes.

Y hasta acá llegamos, así no se torna aburrido y pueden disfrutar del resto de los relato.
¡Nos vemos en clase!

jueves, 11 de abril de 2019

Flanêur

Hola a todas, todos, todes. Mi documento y algunas personas dicen que soy Martín Bertolami, y yo me lo creí...Tenía que presentarme y lo primero que empecé a pensar es ¿que soy? y me acordé que  siempre que tengo que llenar uno de esos papeles donde hay que completar ocupación se me vienen muchas cosas a la cabeza y no sé qué poner. Si me cuesta definirme con una palabra es porque soy muchas cosas, o no tantas,  y todas esas cosas de alguna manera me hacen. Diseñador es una de esas palabras, como lo pueden ser también docente, fotógrafo, solitario (aunque me la paso rodeado de gente) , o una que me gusta mucho que es Flanêur, se preguntaran que es eso,  tiene que ver con ser un paseante,  José Sánchez Tortosa dice lo siguiente: "La libertad del 'flâneur' se ejerce sobre el conocimiento de que toda finalidad es, en mayor o menor grado, imposición de sentido y dependencia, sacrificio de la frágil eternidad del presente ('carpe diem'). Vagar sin rumbo es la materialización de la libertad, que sólo es posible como liberación de toda finalidad". 
   Es cierto que las palabras que nos definen no tienen limites tan absolutos, uno es un poco todo lo que es a la vez. y a la vez uno también es mas allá de la piel,  como nos contactamos con lo otro es parte de lo que somos, lo que creen los demás de nosotros también es parte de lo que somos aunque no lo sepamos o no lo compartamos.
 La cuestión es que tengo una membrana entre el adentro y el afuera  y me gusta romper con estas palabras, mejor dicho  disolver y es ahí por donde me gusta moverme cuando puedo, ya sea trabajando, fotografiando o caminando, charlando y digo moverme porque creo que hay algo que atraviesa a todas las palabras y es el movimiento,  ya que en esta disolución absorbo lo que el mundo tiene y también sale lo que tengo para dar. Cuando no sucede la vida va como si nada, me aburro, pago el alquiler, me quejo de esto de lo otro y la cosa sale como sale. Cuando la disolución sucede la vida cobra sentido y al regenerarse esta membrana lo hace en un lugar diferente. Esto es lo que me gusta que pase cuando suceden las palabras que soy.
   Haciendo foco en la palabra Docente, que tiene ya 5 años en mi vida, me mueve acompañarles en los primeros pasos de esta carrera (¿cuanto tiempo dura una carrera?¿contra que o quien corro?¿donde esta y como es la meta?) que les pase algo, que se llenen de preguntas, que descubran que los trajo hasta acá. Me gusta desde este rol tratar de revertir viejos esquemas que me toco atravesar como estudiante. Año a año tengo la oportunidad de conocer un montón de personas que no solo vienen a aprender sino  que traen un montón de cosas. Soy parte de un gran equipo y los incluyo a ustedes en el mismo.
  En lo que respecta al mundo laboral trabajo un poco mezclando las palabras ya que no solo diseño, aveces me toca producir, otras gestionar las cosas, otras hacer trabajos mas visuales, pero la cuestión es que hace unos 16 años, la pucha, desde que estaba a mitad de la carrera, que vengo trabajando diseñando y materializando cosas en diversos lugares por los que fui pasando, ya sea en emprendimientos propios o ajenos, trabajando para Fabricas, Productoras de Cine y publicidad, Ong´s, etc. 
Esto digo que soy ustedes ya dirán lo que vean ustedes que soy. les doy la bienvenida a este año.

Volviendo a la cuestión del  tiempo, les comparto una foto que me tomo 41 años poder sacar y a ella 86 estar ahí para ser retratada


  

Un diseñante más!

Me llamo Santiago Almazán, en general me dicen “Santi” o "San", soy diseñante, y actualmente estoy cursando mi última materia de la carrera

Soy Colombiano de pura cepa, nací en una ciudad llamada Pereira, capital de la región cafetera colombiana, en el verano de 2011 dejé las tierras cafeteras y emprendí el viaje a la extensa pampa gaucha tras el sueño de estudiar en la UBA y de recibir clase en los talleres de la FADU, (tal como lo hacen ustedes hoy) Este año me incorporo a la cátedra como ayudante docente y la verdad que estoy muy entusiasmado con el desafío que hoy enfrento, que además se entremezcla con el final de la carrera. 

¿Qué hago? ¿Cómo me he formado? ¿? 

Les cuento un poco mi recorrido a lo largo de estos años, en 2013 hice mi primer año de diseño industrial, me anoté en la cátedra Rondina (Mariana ya era JTP) y disfruté mucho de esa cursada, fue reveladora en varios aspectos y reafirmó la decisión de elegir el diseño industrial como una forma de vida, durante ese año estaba dando clase un profesor que meses después de terminar las clases, me ofreció trabajar junto a él y sus socios en un estudio/taller de diseño industrial, a partir de ese entonces trabajo en el rubro. 

 _ConTUCO - Fue el primer lugar en donde trabajé como diseñador Jr. En este lugar recibíamos muchos desafíos y el objetivo era hacer realidad cualquier propuesta que llegara a la oficina, desde diseñar y fabricar mobiliario, espacios de juego, objetos a gran escala (violonchelos, bandoneones, estrellas…), POP, Stands, puntos de venta, hasta colaborar con un grupo interdisciplinario donde se trabajaba con vínculos de cableado eléctrico subterráneo (en ese momento me caía la ficha de todo lo que podría abarcar el diseño) 


 _Cylnet - Después de trabajar en ConTUCO por varios años, se dio la oportunidad de trabajar en otro estudio, donde estuve como freelance, (lo cual me permitía manejar los tiempos), a lo largo de esta experiencia, trabajé principalmente con Mobiliario, punto de venta, stands y publicidad, en este tiempo, junto con mis compañeros fabricamos mobiliarios con formas no convencionales, donde se priorizaba la morfología. 



_CAPORASO – A mediados del año pasado empecé a trabajar en la empresa, acá, nos dedicamos al mobiliario y equipamiento corporativo, particularmente, me encargo del despiece de los productos para iniciar la producción, en la empresa hay líneas de diseño específicas y se hacen trabajos especiales donde desarrollamos soluciones productivas para poderlos realizar. 

A lo largo del camino, siempre he trabajado en grupo, encuentro que son las mejores y más nutritivas experiencias, pues cada quién tiene una forma de trabajar y algo diferente para aportar, de todos se puede aprender algo para mejorar nuestra metodología de trabajo, que finalmente esto es lo que nos permite cumplir grandes objetivos. 

Me entusiasma y me divierte saber que arrancamos juntos este proceso, y acá estaré para ayudarlos con lo que necesiten, recién empieza este camino que bastante similar es a la máquina de Rude Goldberg, ningún año es igual al anterior y cada acción va a tener su reacción. (¡Por las dudas, sí, tomo mate, si es amargo, mejor!)

Les dejo un par de links personales donde podrán encontrar algunos procesos y trabajos realizados!

Instagram - Behance

martes, 9 de abril de 2019

Todos somos diseñantes

Hola a todos, mi nombre es Sofía Macarena Fratichelli, fanática de C.A.B.J   . Mi familia me llama “Maqui” pero todo el mundo me conoce como “Sofi, chofa, so, surubi o bosterita”, así que como ven, tuve que aprender a querer a todos mis sobrenombres jaja.
Nací en una ciudad de la provincia de Entre Ríos, Concordia, y me siento plenamente de allí, pero a lo largo de mi vida, por diferentes circunstancia me he ido mudando muchas veces, con mi familia y finalmente sola en 2012 cuando arranqué el CBC para Diseño Industrial, carrera de la cual me gradué acá, en estos pasillos que ustedes recorren.
Me incorporé a la cátedra el año pasado en el taller de Diseño 4 y 5, lo cual fue un desafío muy grande, sobre todo al cruzarme con muchos amigos que aún cursaban la cátedra.
Este año estoy muy entusiasmada de formar parte del equipo de D.I. 1, ya que para mí la facultad es un espacio que me formó, no solo como profesional, sino también como la persona que soy hoy; y verlos a ustedes, arrancando estos primeros pasos en la carrera, me hacen ver a mi misma en retrospectiva y poder reflexionar sobre la diseñadora que empecé siendo, la que soy hoy y la que puedo llegar a ser mañana.
En el interior, cuando yo estaba en el colegio, no se conocía mucho la carrera de diseño industrial, mucho menos en la ciudad donde hice el colegio secundario, con lo cual, entrar al mundo del diseño para mí, fue todo un desafío. Tuve que entrenar el ojo crítico, aprendí a ser detallista, a no dejar las cosas para último momento y sobre todo aprendí que “diseñador no se nace, sino que se HACE”.
¿Qué hago como diseñadora?
Si bien me recibí hace muy poquito tiempo, tuve la suerte de ejercer la posición como diseñadora en una agencia de publicidad durante los últimos años de la carrera. Allí empecé de a poco metiéndome en el mundo de P.O.P (Point Of Purchase), donde diseñamos mobiliario para punto de venta.
Hoy en día, sigo trabajando en el rubro del P.O.P pero en otra agencia, un poco más chiquita, pero donde el equipo de diseño industrial es más grande.
Somos un equipo joven, que trabajamos indiscriminadamente con varias áreas de la agencia, como los diseñadores gráficos, publicistas, redactores y hasta el sector de packaging. Acá nos especializamos en el rubro de la cerveza, lo cual me entretiene muchísimo, ya que, si bien muchas marcas son de otros países, poder ver lo que uno diseña, en un rubro en el cual está acostumbrado a moverse, es muy motivador.
Dentro del diseño me gusta participar de muchos concursos, ya que me parece una forma muy sana de poder expandir mis horizontes y no olvidarme de que el diseño se desempeña mucho más allá de lo que mi trabajo conlleva.
Amo trabajar en equipo y soy de las diseñadoras que piensa que la colaboración entre los pares y los profesionales de las áreas competentes son fundamentales para el desarrollo de un mejor trabajo.

¡Estos son algunos de mis trabajos como estudiante y profesional!



En conclusión, este año espero poder ser para ustedes una Diseñante con la cual puedan aprender a formarse, transmitiéndoles actitud y energía (que me sobra bastante) y pudiendo acompañarlos en este enriquecedor camino que emprendemos juntos.
Por ultimo me gustaría ofrecerles desde lo personal un espacio al diálogo, donde quién necesite ser escuchado pueda tener la libertad de acercarse sin miedo a ser juzgado, porque soy del interior y allá nos gusta el mate y siempre abrimos la puerta a quién necesite charlar.

¡Espero puedan disfrutar de su primer año con la misma chispa y energía que lo disfrute yo!
¡NOS VEMOS PRONTO Y DURANTE TODO EL AÑO!

miércoles, 27 de marzo de 2019

"Darle forma al tiempo"








...“Existe una cosa muy misteriosa, pero muy cotidiana. Todo el mundo participa de ella, todo el mundo la conoce, pero muy pocos se paran a pensar en ella. Casi todos se limitan a tomarla como viene, sin hacer preguntas. Esta cosa es el tiempo”...

El tiempo es un recurso que, como diseñadores, debemos manejar. Logramos apropiarnos de él, lo administramos, y hasta podríamos decir que lo manipulamos, o mejor dicho nos manipula, manipula nuestro ritmo de trabajo, manipula nuestras horas de sueño, nuestro descanso, nuestro tiempo de ocio, nos inspira en horas inesperadas.



Y es así como entonces nos gustaría divagar en la las palabras de “Momo” donde dice que …”cada hombre tiene su propio tiempo y solo mientras siga siendo suyo se mantiene vivo …” , pero como diseñadores nos resulta más enriquecedor analogarlo con nuestro rol dentro del proceso proyectual, entendiendo las etapas del mismo como lapsos propios, pero lapsos flexibles, adaptables, dóciles, maleables, indulgentes, siendo así un error ver el tiempo como una dimensión rígida y medible dentro del mundo del diseño. 

Como diseñadores es importante “darle forma a nuestro tiempo” o mejor dicho, darle tiempo a la forma, como una manera de ofrecernos al diseño con un carácter pleno, y noble, respetando el tiempo que nos lleve cada etapa del proceso proyectual, penetrando en él plena y absolutamente, entregándole nuestra exclusividad, muchas veces negadas por la vorágine de los tiempos actuales, que nos obligan a convertirnos en la era de los “multitarea”, abocados a un sin fin de asuntos por resolver en el aquí y el ahora.

Desde el Taller de diseño industrial nos proponemos revalorizar la idea de entregarnos al tiempo, en mente y cuerpo, dedicarnos total y absolutamente al ejercicio, al trazo, a la idea o a lo que nuestro proceso proyectual necesite, pero siempre una cosa a la vez, concentrándonos en el hacer.