miércoles, 17 de marzo de 2021

Hola 2021, acá ya estamos ensayando.

¿Cómo empiezo?
Ensayé tantas veces en mi cabeza este post, a veces con la idea de contar cuáles habían sido las preguntas conductoras de las propuestas del año pasado, otras enfocado en las reflexiones y aprendizajes que nos dejó ese año tan particular, también pasé por algo más lineal en el que podíamos mostrar consignas y resultados pero el punto debería ser plantear algo prospectivo, que invite al futuro.

¿Entonces?
Llegamos a la primera reunión de cátedra del año y sigo sin haber escrito nada. Una vez más tomo nota de la consigna “tenemos que actualizar el blog”...Bueno podríamos extender la idea a nuestras mentes, tenemos que actualizar nuestra cabeza… ¿Cómo era esto?

Ya sé, empecemos por repasar lo que nos importa, lo que nos impulsa a buscar, a preguntarnos, a repensar, a diseñar nuestra cursada, a volver a FADU, a volver a casa.
El año pasado tuvimos la oportunidad de plantear el taller de una manera bien diferente a lo que veníamos haciendo. En lugar de estructurar la cursada a partir de un conjunto de trabajos prácticos atravesados por los temas centrales de la materia decidimos pensarlo como un relato.

Pienso que quizás planteamos el año en varios recorridos porque nos interesa la predisposición que solemos tener cuando te vas de viaje. Todo tu cuerpo se conecta, se dispone a conocer, se permite ser sorprendido, maravillado, acompañado, hasta perderse es parte de la experiencia. Acá no estamos diciendo nada nuevo, la analogía del viaje con el proceso de aprendizaje fue y es usada mucho pero sin duda ejemplifica con precisión lo que buscamos con nuestra propuesta pedagógica.

Fue un viaje espectacular, el grupo humanx sobre todo fue excepcional y los recorridos creo hicieron sentido para llegar a vivir experiencias valiosísimas.

La propuesta arranca con un recorrido por los temas más básicos del diseño, paradas cortas pero significativas que activan sensores. De ahí pasamos a otro camino que llamamos "exploraciones proyectuales" porque a través de él vamos conociendo e interactuando con las variables fundamentales del diseño. Descomponemos el diseño para llegar al conocimiento de las partes como elementos de algo más complejo, vamos identificando los nexos y la trama relacional. Vamos de lo general a lo particular; de lo complejo a lo simple.

Y para la segunda mitad del segundo cuatrimestre llegamos al último tramo del viaje, donde buscamos integrar todas las experiencias y conocimientos transitados. Proponemos un TP que procura poner en funcionamiento el todo. Vincular las partes a través de un proceso proyectual completo.

Para conocer un poco más cómo entendemos y encaramos la no presencialidad le pedimos prestada cada palabra del artículo “Los virtuales de la escuela” a Marcela Martinez, notable pensadora con la que tengo el gusto de trabajar en la Universidad Nacional de Hurlingham.

¿Y este año qué? 
Diría que la única constante es que siempre nos volvemos a preguntar todo. Vamos a repetir la estructura pero vamos a hacer todo lo posible para viajar más lejos, para ampliar, diversificar y reflexionar aún más.

¿Quién se suma a este viaje?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario