martes, 7 de julio de 2020

Objetos de familia / Transnarrativa

    Y de esta forma, anómala, no presencial, comenzamos a recorrer este año que empieza a su mitad, con una primera actividad para conocernos un poco.

    La consigna consistía en buscar en nuestras casas, ese lugar tan habitado en estos tiempos,  ese objeto que siempre estuvo ahí, que seguramente tiene su historia, su memoria. El que se llevó en todas las mudanzas, el que salvaríamos de un incendio. Una vez encontrado narrar brevemente su historia, lo que trae consigo, su memoria, la nuestra y  la de los nuestros, concentrada en su materia.
    A partir de lo que todxs escribimos creamos una narración colectiva, una transnarrativa que nos atraviesa a todos dando lugar a los primeros indicios del colectivo que conformamos, a continuación el resultado:


"Si te perdés, no me llames, no hay mejor forma de conocer un lugar que perdiéndote en él" le dijo Chini a mi Mamá una vez y creo que es algo muy aplicable a los diseñadores: nos topamos con conflictos que terminan siendo oportunidades de diseño si sabemos aprovecharlo

Y es así como nos perdimos por un rato en pedacitos de la vida de Conrado Y Chini, de Angelito y Tatín, de Alberto y Maríaa, del Pepe, de Juan Antonio, de la Alicia y tantos otros.

¿Cuántas vidas modificó esa mandolina con el cariño que Cholo le tenía?

¿Cuantas pesadillas genera un "coso" misterioso cuando se mete abajo de la cama?

¿Habrá que ponerse una armadura sin genero para protegerse?

Que alguien toque una melodía en el viejo piano alemán para distraernos, evitando tocar ese Fa que suena a gato al que le han pisado la cola.

Toquemos la armónica de Peter para que con un aroma añejo y óxido nos transporte nuevamente a la casa de la abuela,

montemos en una bici con dos rueditas al costado que dan la fuerza para poder arrancar y sentir que nada nos va a pasar

¿Qué son los objetos sino generadores de experiencias que atraviesan nuestras emociones y nuestros sentidos, y que también atraviesan el tiempo y el espacio, y los límites de la verdad a través de los recuerdos

Objetos inertes que se llenan de vida con el tiempo, por las vidas que conectan volviendo tangible lo intangible


Es curioso como se dan las cosas,

Lo único que sé es que estuvo siempre.

Me daba mucha curiosidad saber qué había adentro de esa funda cuadrada y vieja,

me intriga su brillo su forma su peso.

Es interesante ver como un objeto puede marcar tanto una vida

Me recuerda todo lo que crecí con sus enseñanzas,

Me recuerdo en momentos felices.

Testigo de fiestas interminables,

Dueña de varias anécdotas,representa las aventuras posibles.

Siempre lo veía en un estante y me gustaba agarrarlo para desarmarlo y jugar,

Tiene un aroma que se puede describir como a entre encierro y humedad.

La trataba con tanto cariño que solo él podía cambiar la emisora,

Espero que la cuides como yo la cuidé,

Amaba el ruido a pequeños globos explotándose.

Su dificultad se refleja en los obstáculos que el usuario propone,

como si se tratara de pequeños ojos alegres de madera

Se usó ni mucho ni muy poco, esencial por un tiempo y encajonado por el otro,

sobrevivió a las mayores adversidades de la vida en familia.

Recuerdo cuando me la diste,

vieron cambiar el mundo paso a paso,

finalmente terminó en el olvido,

ya no tienen el brillo que una vez tuvieron,

ya no es eso que era,

hoy sirve como mesita al lado del sillón.

En un futuro volverá a una pared,

siempre está la chance de que vuelva a ser descolgado.

Ahí está esperando que lo agarren, que alguien le saque la pelusa

tenemos esa conexión eterna a través de la madera,

que se desnude la fragilidad de la existencia


 Reflexion final de "María Alejandra Dasso"

A través de esta actividad exploramos y conectamos historias que traen los productos que elegimos. Fue el primer tramo del recorrido de antropología de los objetos para reconocer, sentir y compartir historias a través de objetos familiares que a lo largo del tiempo -en la mayoría de los casos- dejaron su función puramente utilitaria un poco de lado y ocuparon un lugar importante dentro de nuestro universo afectivo. Tal vez de algún modo son hogar de una autoimágen; representando valores, creencias, motivos muy relevantes, asuntos para recordar. Generan reflexiones que la perspectiva temporal nos permite elaborar. ¡Funcionan! pero en otro sentido, sin botones ni palancas.
Somos nosotxs, las personas, usuarixs, lxs que convertimos un producto en un satélite emocional o un talismán. Saber eso, tenerlo en cuenta, ocuparnos de proyectar sin olvidar la potencia que puede llegar a tener el vínculo con un objeto, hace que diseñemos reflexionando, buscando, teniendo consciencia, porque lo que hacemos tiene respuestas emocionales, conductuales y reflexivas.
Diseño es relato, historia, vínculo y emoción.

2 comentarios:

  1. Me encantó! Me hizo pensar en mi objeto, que se suma a la narrativa colectiva de ustedes, de costado, en silencio.

    ResponderEliminar
  2. Que lindo sería que se salga del costado y nos cuente. gracias Luz

    ResponderEliminar