viernes, 19 de octubre de 2018

Conceptualización... pensando en el TP Final

En su libro "Dictadura del diseño" (páginas 15 a 17) Carlos Carpintero trata de responder una pregunta: "¿Qué es un partido conceptual?". Tomando esa base, acá les transmitimos nuestras notas sobre el tema, en plena etapa de generación de propuestas de conceptualización en este TP final.

Un partido conceptual es algo que hacemos vinculando elementos a través de una mirada particular. Elementos que surgen a raíz de la investigación a partir de diferentes enfoques. A un partido conceptual lo construimos gracias a la investigación, estando inmersos en el tema que estamos tratando. Es un recorte, es una apertura hacia un fragmento específico de una temática, un lugar en el cual pararnos para dar los pasos que siguen. Significa tomar decisiones.

Un partido conceptual es una idea abstracta, ¡pero esa abstracción no es vaga, no es difusa! Porque señala relaciones entre elementos, tal vez un lenguaje, modos, formas... No es vaga porque permite trabajar representando visualmente las ideas. Nos posiciona. Nos sirve para superar una situación de incertidumbre al comenzar a generar propuestas. Nos impulsa a lograr un objetivo. Nos inspira. Representa un norte, una línea de acción para avanzar en el proyecto. Es un medio, no un fin en sí mismo. Puede haber muchos partidos conceptuales diferentes para un mismo proyecto. Podría ser, por ejemplo, una oración inspiradora fruto de lo que hemos debatido y escuchado hasta ahora.

Un partido conceptual no es una genialidad que surge estando totalmente ajeno al asunto que nos convoca; sino que se construye. No es una idea brillante, tampoco una garantía. No es un largo relato, ni una descripción, ni una oración confusa.

Un mal ejemplo de partido conceptual podría ser algo tan general que no nos guía hacia ningún lugar... por ejemplo "la realidad". Solamente el concepto de "realidad" no nos sirve para avanzar, no nos orienta sobre la dirección en la representación de las cosas, no es visualmente productivo. Entonces, ¿desde dónde vamos a abordar la idea de "realidad"? Un mejor ejemplo tal vez podría ser "la realidad como descartable". De esta manera tenemos algo más definido y puntual que nos orienta hacia un lenguaje constructivo y visual, una manera de ser de esa realidad, la referencia de lo descartable como modo, forma, materialidad, experiencia... por eso Carpintero en su texto habla de generalizante y particularizante.

Un concepto tiene potencialidad metafórica. Abre puertas para explorar, pero dentro de un marco, con intención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario