viernes, 28 de abril de 2017

En presente

En la pared una hoja enorme con algo que no llego a distinguir, unos trazos en lápiz tímido, alguna palabra que no llego a leer perdida en la inmensidad blanca. El diseñante se incorpora, pasa al frente, mira su obra, nos mira, señala esos trazos y dice “Mi producto es… y tiene…, además se usa para …”
Para él y solo para él, el producto “ES”, se le ilumina la cara cuando lo describe, lo está viendo, ahora, ahí está, en ese lugar maravilloso que es la imaginación proyectual sin condicionantes, sin vergüenza y con una pizca de magia que hace que “su” producto exista.


Qué lindo es el taller de diseño 1, me encanta volver a mi primer amor en la FADU, me fui llena de entusiasmo y un poquito más libre ayer!

GRACIAS 

No hay comentarios:

Publicar un comentario