lunes, 7 de julio de 2014

Diseñar para los 5 sentidos

¿Cuántas veces hemos escuchado que los envases de vidrio conservan mejor el sabor de los alimentos o de las gaseosas? Que el corcho de la botella de vino influye en su sabor, y otras historias similares. El rol de los sentidos en la preferencia del consumidor es un tema que comienza a ser considerado en el diseño de productos. El olor distintivo de un auto nuevo, el sonido de una aspiradora, el peso de un teléfono celular, tienen muy poco que ver con el desempeño del producto y aun así, son características fundamentales para que una persona decida consumirlos. No es una coincidencia que Ford y Chrysler hayan patentado el olor a auto nuevo que emiten sus automóviles, tampoco lo es que una vez que el auto es ensamblado el interior del auto sea impregnado con ese olor tan distintivo. Se trata de generar experiencias para los usuarios, despertar emociones y sentimientos acordes al contexto, la marca y el concepto. Esto con la finalidad de crear experiencias de uso más placenteras y al mismo tiempo que capten la atención del usuario afectivamente. Hasta el momento, diferentes estudios sugieren que entre mayor número de modalidades sensoriales sean estimuladas, más ricas serán nuestras experiencias. De igual manera, se ha sugerido que para crear experiencias duraderas hay que involucrar a los sentidos para cautivar y concentrar la atención del consumidor en nuestros productos o servicios. Los consumidores tienden a preferir productos en los que las diferentes partes de la información sensorial se duplican o complementan. En estos casos, el producto comunica un mensaje coherente, que expresa qué producto es, qué hace y cómo puede ser operado.


Jinsop Lee: Design for all 5 senses
“… Hasta ahora los diseñadores nos hemos centrado en que las cosas tengan buena apariencia, considerando algo el tacto, lo que significa que hemos ignorado los otros tres sentidos… mejorando sólo uno de esos otros sentidos podríamos crear un producto genial…”
La “Teoría de los cinco sentidos en el diseño” que propone Jinsop Lee señala que la inclusión de todos los sentidos en la percepción o interacción con las cosas, además de la vista y el tacto, puede dar lugar a nuevos productos o cambiar la forma de utilizarlos.

Un ejemplo de ello son los proyectos presentados en la Edición 2012 de Electrolux Desing Lab en la cual se invitó a diseñadores industriales a crear conceptos que transmitan una experiencia sensorial completa a través de los electrodomésticos.






1 comentario: