lunes, 23 de junio de 2014

Reflexión individual TP1 por Ramiro del Villar

Reflexionando...

Habiendo pasado su primer ejercicio como estudiantes de Diseño Industrial y el mío como ayudante me fue inevitable remontarme a mi primer ejercicio de diseño. En mi caso se puede desglosar en dos primeros ejercicios. Primer año lo recurse completito. Pero más allá de eso que quedará para otra anécdota, lo que si saqué como conclusión parcial de esta parte del camino es que la facultad nos permite establecer criterios frente a una situación y lo que nos permite es dar soluciones. La universidad nos da herramientas para poder generarlo, nos da criterio para decidir, pero depende 80% de uno mismo (el 20% restante, lo repartimos entre la suerte que hay que ayudarla y los factores externos).

Lo que elegimos estudiar, se le dice en general “Carrera”, al principio pensaba que se trataba de llegar primero, pero con el paso de la misma me di cuenta que tenía que ver con la perseverancia, las “horas silla” que se le dedican. Depende del tiempo que se le dedique, como a todo en la vida.

Algo que me dijo un docente del CBC fue “la facultad es para disfrutarla”.

En cuanto a este ejercicio que compartimos, como reflexión me queda entre varias cosas, es la manera en la que se entiende el rol del docente o ayudante en el taller.

Creo que la primer “lección” es que el conocimiento en el taller de Diseño se construye entre todos, Alumnos y Docentes. Es por eso que se insiste tanto en la generación del material para trabajar.Tener muchos caminos nos permite poder elegir.

Nosotros no impartimos conocimiento como suele suceder en un aula de otro tipo de carrera o inclusive acá en otras materias más teóricas, como tecnología, Historia o alguna otra que ya estarán cursando.

En consecuencia nuestro rol es dar una devolución de lo que vemos, de lo que existe. Es por eso como situaciones en las que nos comentan: “Hice esto, pero voy hacer esto o aquello” no son las más convenientes, ya que se prefigura algo, que después en muchos casos, difiere del imaginario del otro como también evoluciona, crece y se transforma en otra cosa. Insisto nosotros podemos hablar desde lo que existe no desde lo que puede llegar a existir.

Mucho compromiso, garra y adelante!

No hay comentarios:

Publicar un comentario